Alfareros del Lenguaje

Alfareros del Lenguaje

Bienvenidos a todos

Queremos compartir con todos vosotros, el nuevo blog de Alfareros. Os pedimos a todos que participéis en la creación del mismo; enviándonos vuestros artículos a publicaciones@alfareroslenguaje.org

Reseña de Thelma

Ignacio León RoldanPosted by Joaquin 09 Feb, 2016 13:11:51

Hoy toca la reseña de una libro muy singular, del género narrativa, que se compone básicamente de relatos, que pueden leerse de manera independiente y siendo analizados, todos tienen un trasfondo muy especial, una idea que compartir.

Lo especial de esta obra, es que el escritor, planta una premisa inicial, un personaje: Juan de Dios, que por comienzo parece una historia como muchas, pero es muy fácil descubrir que es algo totalmente diferente y especial.
Su narrativa es clara, directa, pero muy distinta, estoy totalmente de acuerdo con Rafael Gálvez, autor del prólogo, en que este escritor es un novelista nada convencional.

Cada texto que parece independiente se va hilando para dar forma a una trama, a un pasado, que superficialmente parece relatar la historia de una injusticia, pero si se lee con atención, me atrevería a decir que con el corazón, se descubre mucho más.

Cada relato es un canto a la reflexión, cada pagina grita con todas sus fuerzas, como una persona puede ir contra las normas, puede luchar contra el orden establecido, pero no con los fines banales de la política o la obtención del poder, sino para ser, en pocas palabras, libre y feliz siendo el mismo.

En una cascada de palabras se descubre, que seguir lo que el resto del mundo dicta, obedecer a pie juntillas, puede hacer que la música de nuestro interior se calle, pero en nosotros está volver a sentir las notas de esa melodía, esas que marcan quienes somos en realidad, no se trata de ser buenos o malos, se trata de ser, de vivir.

En cada relato que está perfectamente hilado con el anterior, Ignacio Roldán, no solo nos cuenta la historia de Juan de Dios y lo que le toco vivir por culpa de la mezquindad de unas personas, también nos muestra, que siempre de manera ineludible, donde hay oscuridad, hay luz... quizá solo se necesita dar la vuelta y encender el interruptor.

Quien sabe, tal vez descubran como yo que quizá debemos viajar a nuestra propia isla, para encontrarnos y conocernos....

El título al principio no me decía absolutamente nada, pero cuando terminé de leer y debo confesar que me conmovió mucho el final, entendí plenamente la razón del título, no porque fuera una gran disertación acerca de los personajes y como les va, sino justamente por lo contrario, con una sencillez apabullante, el autor le da un final muy hermoso, que resulta un cierre perfecto.

Éste es un libro que ya está entre mis favoritos, que guardaré en un lugar especial, donde seguro terminarán muy gastadas sus páginas, porque es de los que son para leerse varias veces.

Como ya lo imaginaron, recomiendo totalmente la lectura de esta obra literaria, les aseguro que no se arrepentirán y terminarán como yo, con un buen sabor de boca.



  • Comments(0)//blogalfareros.alfareroslenguaje.org/#post15

DECLARACION

Ignacio León RoldanPosted by Joaquin 22 Nov, 2015 17:36:10

Eres mi deseo soñado. Al soñar contigo te veo asequible y cercana, amén de escuchar como me susurras al oído la dulce invitación a poseerte.

Olfateo el sinfín de tus inconfundibles fragancias, que provocan el enardecimiento y la rebeldía de mi alma.

Cuanto más ardientemente siento el deseo de acariciarte para poder impregnarme de tu aroma, más escurridiza eres por temor a estancarte.

El deseo de saborear tu presencia me hace ser tenaz, fuerte e incombustible en la esperanza de alcanzarte.

Hasta el momento de tu llegada te seguiré amando irracionalmente, Libertad.



  • Comments(0)//blogalfareros.alfareroslenguaje.org/#post3

CONOCIMIENTO

Ignacio León RoldanPosted by Joaquin 22 Nov, 2015 17:34:21
El conocimiento es el reconocimiento de las limitaciones, la superación y la comprensión de las diferencias.

  • Comments(0)//blogalfareros.alfareroslenguaje.org/#post2

MARIONETAS

Ignacio León RoldanPosted by Joaquin 22 Nov, 2015 17:32:38

José encaminó sus pasos hacia la ciudad. En una de las calles vio en la fachada de un teatro el anuncio de una función de marionetas, y en un cartel anexo se advertía: ÚNICA REPRESENTACIÓN hoy a las cuatro de la tarde.

En su reloj marcaban las dos y media. Pensó que aún disponía de tiempo suficiente para comer.

Después de sacar la entrada, entró en la sala, acomodándose en el rincón más alejado a la espera del comienzo de la actuación.

Al apagarse las luces de la sala, el murmullo del público se paralizó dando paso a la expectación. Un haz de luz iluminó una especie de teatrillo.

Una marioneta descorrió el telón declamando con voz de presentador de circo, anunció:

- ¡Comienza la función!

Tres marionetas alineadas a lo largo del escenario, encaradas hacia los espectadores se fueron presentando:

- ¡Buenas tardes a todos! Me llamo Lidia - dijo la primera en la que destacaban unas enormes gafas de miope.

- ¡Hola, hola! Yo Berta - se presentó la segunda que portaba una diminuta cabeza sobre un desmesurado cuerpo.

- Y yo Tadeo ¿Están ustedes cómodos? - preguntó la tercera que tenía los ojos bizqueantes y le faltaba el brazo izquierdo.

Lidia, asomando la cabeza con una mano en la frente a modo de visera y con la otra ajustándose las gafas para ver bien se dirigió al público preguntándole:

-¿No pensaran ustedes que por ir disfrazadas con ropas de preso es porque estamos encarceladas?

-¡No, qué va! – dijo la marioneta que descorrió el telón y que se había sentado en una de las butacas de la primera fila. (Esta destacaba de las otras por ser en extremo femenina, poseer una cara angelical, y sobre todo por estar dotada de alas en sus costados).

- ¡Pues no es así! – se encaró Berta en actitud agresiva.

- ¡Lo que tú digas! – respondió burlonamente.

- No sé de qué te burlas, ya que si vestimos así es porque queremos, - le advirtió Berta con los puños cerrados dispuesta al enfrentamiento.

-¡Ya, ya! - Le replicó, acompañado de un gesto despectivo de la mano la marioneta alada.

- ¡Ni ya, ya, ni yo, yo! - le increpó con desdén Tadeo-. ¿Acaso no eres tú igual que nosotras?, ¿no te manejas sin hilos y sin nadie que dirija tus movimientos? o es que eres idiota?

- Por eso mismo me burlo.

- ¡Cómo! - exclamaron las tres a la vez.

Lidia, le pidió una explicación.

- Es muy simple: si decís que nadie nos maneja ni dirige nuestros movimientos, ¿por qué os ponéis esa ropa vosotras mismas?

Berta se calmó y respondió con aire de suficiencia:

- Porque pensamos, y esto nos da conocimiento. Además sentimos y amamos siendo desinteresadas, por esto mismo hemos acordado y decidido vestirnos así ¿qué te ha parecido? - añadió con prepotencia.

- ¡Ja, ja, ja! Ni tenéis conocimiento, ni sentimientos, ni os amáis, ni pensáis. Por eso mismo sois desinteresadas.

- ¡Habló la lista! ¿Acaso no eres una marioneta como nosotras para que te des esos aires? - le dijo Tadeo en tono de insulto.

- Sí que lo soy, pero como pienso, he visto que quien nos manipulaba con hilos los ha cortado al darse cuenta que sin ellos actuamos lo mismo, por inercia, como autómatas, sin necesidad de estar presente.

- Tú lo que eres es una vaga y una traidora - le dijo Lidia volviendo a ajustarse las gafas.

- ¡Anda y cierra el telón para el descanso! - Le exigió Berta balanceando su diminuta cabeza.

- Y vete preparando para salir al escenario - le urgió Tadeo bizqueando más aún.

La marioneta alada levantándose se llevó la mano hacia la boca y soplando entre los dedos pulgar e índice hizo una sonora pedorreta para a continuación y ante el asombro del público, abrir la puerta de emergencia y salir corriendo a la calle

- ¡Esto es una burla! - clamaban unos.

- ¡Que nos devuelvan el dinero! - decían otros.

Las marionetas del escenario animaban al público a salir detrás de ella para capturarla.

Salieron todos en tropel, menos José que desde la puerta pudo ver cómo la estaban alcanzando y cómo la marioneta miraba hacia atrás. Ésta al notarse observada por José y ver como este la seguía con la mirada, le guiñó, y sonriendo levantó el vuelo perdiéndose en la lejanía.

José se volvió hacia las tres marionetas con alegría, para decirles:

- ¡Jamás la alcanzarán!



  • Comments(0)//blogalfareros.alfareroslenguaje.org/#post1

OJOS

Ignacio León RoldanPosted by Joaquin 22 Nov, 2015 17:26:31

Una multitud de ojos sobrevolaban vigilantes.

Los bastones de ciego abundaban cada día más en la ciudad.

El espectáculo era dantesco y solo era amortiguado por la contemplación de unas extrañas palomas de un blanco tan brillante que deslumbraba al mirarlas.

Portadoras de una franja de plumaje dorado que les cruzaba el buche acabando en el empiece de las alas y que al zurear tomaban forma de bajo relieve, magnetizaban y fascinaban a grandes y chicos.

Los ciegos trataban de disimular las cuencas vacías de los ojos con otros artificiales de cristal.

Las aves no eran portadoras de mensaje alguno, ni simbolizaban la paz, al contrario eran las sicarias de unos cuervos (negros como su alma) que almacenaban en nidos construidos en los campanarios de las catedrales, los ojos vidriosos y ensangrentados que las palomas les proporcionaban.



  • Comments(0)//blogalfareros.alfareroslenguaje.org/#post0